El especial aceite ahumado, comercializado desde 2016 por la empresa Netasa, ha afianzado su trayectoria con una sólida comercialización nacional e internacional.

Fuente: fincalabarca.com

Desde hace casi 4 años, el aceite ahumado Finca La Barca, ve crecer su éxito gracias a sus deslumbrantes cualidades. Su variedad de aceituna arbequina -de cosecha propia en las fincas ubicadas en Toledo, donde se produce- aporta una frescura frutal distintiva. Su cuidado proceso de ahumado con leña de encina se extiende más allá de las dos semanas. Se “cuece” a fuego lento, como todas las grandes cosas.

Se produce en Toledo donde se “cuece” con leña de encina. A fuego lento, como todas las grandes cosas

Los orígenes han sido parte esencial para la elaboración del aceite Finca La Barca. Nunca ha olvidado la ancestral tradición de La Vera, su región extremeña de nacimiento. Palpable y presente desde su presentación hasta la llegada de su singular aroma. Pasando por sus ingredientes, forma de cultivo, logística e incluso envasado. Su caja, rematada en lacre, emana recuerdos de distinción, como aquellas heráldicas de sello en sobre de hace no tanto tiempo.Su sofisticado sabor es lo mejor que puede ocurrirle a cualquier plato de ayer y de hoy. Carnes, pescados (sobre todo crudos, como se afanan en recomendar sus creadores), arroces o salsas.

“Su caja, rematada en lacre, emana recuerdos de distinción. Su sofisticado sabor es de lo mejor que puede ocurrirle a cualquier plato”

Fuente: fincalabarca.com

La empresa Netasa (Norte Extremeño de Transformados Agrícolas) creadora y comercializadora inicialmente del pimentón “La Chinata”, dio el salto al aceite en 2016 tras encontrar lo que consideraron una fórmula nacida para el éxito. A veces sólo es preciso mirar a nuestro alrededor para dar con los erarios y tesoros más especiales. Los números así lo confirman: es exportado con éxito a regiones europeas como Francia y Alemania y ha alcanzado lejanos suelos como China (Hong Kong) y Australia. La tierra de la variedad y el canguro. También están presentes en América, con una fuerte penetración en territorios como Costa Rica.

“Netasa” dio el salto al aceite en 2016. A veces sólo es preciso mirar alrededor para encontrar el éxito

Fuente: fincalabarca.com

Su crecimiento ha sido exponencial desde su tirada inicial de 9800 botellas. La empresa se ha expandido y su facturación internacional así lo confirma, con inversiones y ampliaciones que han duplicado su capacidad logística y le han llevado a facturar más de 3 millones de euros desde su primer año. Su catálogo de productos crece y cuenta con mahonesa, alioli, aceitunas Gordal, pimientos del piquillo, el consabido pimentón y distintos tipos de botellas, estuches y tamaños para hacernos saborear el oro líquido ahumado del que os hemos estado hablando.

Fuente: fincalabarca.com

Vivimos en una época gastronómica de novedades, creación y expansión. Finca La Barca ha conseguido destacar y distinguirse en la época más boyante de la historia culinaria, y esto, no es baladí. Desde las entrañas y corazón de Cáceres, Finca La Barca sigue demostrando que nuestro país es un incunable totalmente lleno de riqueza. Cuando alguien consigue encontrar verdadero oro en su entorno, con tan solo mirar, y nos lo trae de esta manera a la mesa, nuestro deber es sentarnos y disfrutar. Más aún si es a las puertas de nuestra casa.


Alberto Castellar. Periodista y redactor de Agencia CocoGlobalMedia para MZMagazine.2020.

Todavía No Hay Comentarios

Los comentarios están cerrados