La importancia de la alimentación en estos momentos

En primer, y como principal premisa les recomendaré que no almacenen comida, que no la congelen, y que vayan comprando con vistas a una semana cómo mucho.

Los súper de todas las empresas siguen abiertos, y los distintos mercados de la ciudad también.

El otro día me acerqué al Central de la ciudad de Valencia y pude observar que muchas paradas seguían abiertas, por lo que compré un poco de pescado y algo de carne de conejo. También compré algo de verdura, y diversos productos para hacer más llevadera la situación que nos rodea.

Dicho estas primeras recomendaciones, les diré que deben de realizar unas comidas equilibradas en todos los aspectos. Tienen que tener en cuenta que la imposibilidad de poder salir a la calle, hace imposible que podamos hacer ejercicio, por lo que no podremos quemar las calorías que hallamos ingerido.

Por ello, no olviden que los menús deben de ser variados, alegres y divertidos. Tienen que intentar que no sean repetitivos; con la variedad de productos que encontramos al ir a comprar, nos facilitará estas características en nuestros menús.

Sino, pueden entrar en Internet e ir confeccionando estos menús.

En los desayunos podemos realizarlos con el típico café, al que podemos añadirle leche. Pueden utilizar las diferentes tipos de leche, si lo creen conveniente las leches semi desnatadas que encontramos me parecen de gran calidad, aunque yo personalmente, me decanto por las enteras; pero cómo digo, decidan ustedes.

Pueden acompañarlo con un par de tostadas con aceite o un poco de tomate recién rayado ( no es recomendable rayarlo y guardarlo, pierde propiedades y su sabor se oxida). Si quieren pueden tomar un zumo de naranja, o pelar y cortar varias frutas. La piña es muy recomendable, al igual que el kiwi o las fresas.

A mitad mañana pueden tomar un yogurt libre de grasas, una tostada y acompañarla con algo de fiambre de pollo, de pavo o de jamón york.

La comida es donde más podemos explayarnos, y algo muy importante, podemos participar en las distintas elaboraciones que se preparen en casa.

Podemos empezar con una crema o una sopa. Si vamos a cremas, que mejor que hacerla de verduras, sin duda son las más ricas, y sobre todo podemos encontrar un gran surtido, siendo poco repetitivos. En el caso de las sopas nos puede pasar lo mismo, podemos hacer sopas de carne, de pollo, de verduras y sobre todo de pescado.

Si elaboran una sopa,  pueden hacer una mayor cantidad, y lo sobrante lo pueden utilizar para elaborar un arroz. Podemos hacer diversos arroces; marisco, de pollo o de verduras. Incluso, podemos cocer pasta con estos caldos que podemos reservar en la nevera. Los caldos se congelar.

Las ensaladas son fundamentales para realizar un comida placentera y equilibrada, y al igual que en anteriores elaboraciones, las pueden hacer con mil ingredientes, encontrando una gran variedad de ellas, además de las típicas verduras, hortalizas, o vegetales, también podemos incluir algunas frutas; manzanas, naranja, piña o fresas. Para aderezar podemos utilizar un AOVE, y un poco de vinagre.

Para finalizar, podemos irnos a carnes o pescados, y al igual que en anteriores ocasiones o elaboraciones, podemos encontrar un gran surtido tanto de carnes o pescados muy notables.

En las elaboraciones les recomiendo a la plancha, a la parrilla, cocidas o al horno, eviten esta temporada los fritos; les facilitaran sobre todo la digestión.

Para merendar podemos volver al yogurt, y acompañarlo con algunas nueces, y para beber incorporaremos a las infusiones; te o manzanilla.

Por la noche podemos volver a las ensaladas, cómo he dicho hay muchas posibilidades, y todas ellas muy refrescante. Para finalizar, podemos disfrutar con una tortilla variadas, o sencillamente a la francesa.

Podemos utilizar aceite a la hora de aderezar las ensaladas, o para animar la tostada, pero no abuse de él.

Algo muy importante es el consumo de agua mineral. Pude beber un litro o algo más, pero no crea que por beber más es más sano. Cómo en todos los productos, el equilibrio y la mesura son fundamentales en estas ocasiones.

Puede acompañar las comidas con un poco de vino, anima un poco.

Por supuesto no abuse de dulces, eso no significa que consuma, si no que lo haga con tranquilidad y de manera sensata.

Esto no es un régimen. Son unas pautas para llevar más llevadera esta situación que nos ha tocado vivir.

—Pedro G. Mocholí

Todavía No Hay Comentarios

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.