meteoritos

¿Volcán o meteorito? Después de años de debate, un nuevo estudio confirma que lo que acabó con la vida de la mayoría de las especies de la Tierra hace 66 millones de años fue el impacto de un asteroide. Pero, ¿sabías que en la Comunidad Valenciana tenemos restos de ese meteorito?

Si has estado en el municipio de Agost, Alicante puede que no te hayas dado cuenta que frente a ti, en la carretera CV-827, tienes unos restos del pasado de este planeta. Una joya para todo curioso que cambió por completo la vida en la Tierra hace millones de años. Ya seas paleontólogo y/o amante de los dinosaurios no te puedes perder en esta localidad alicantina parte de los restos del meteorito que acabó con los dinosaurios hace millones de años.

¿Cómo puede ser? Sí, sí. Aunque no lo creas y por increíble que parezca, así es. Y esto lo sabemos gracias a los fósiles y minerales que han hallado los expertos en los estratos, es decir, en las capas de diferente composición que se formaron con los materiales de determinado momento, incluyendo los animales que posteriormente acabaron convirtiéndose en fósiles. Estas capas del suelo se han ido superponiendo unas a otras, lentamente, de forma que los materiales más antiguos quedan a mayor profundidad y los más recientes están más cercanos a la superficie.

Gracias a los diferentes estudios de estos estratos y a los trabajos de geólogos y paleontólogos, podemos conocer la historia de nuestro planeta en profundidad gracias a estos hallazgos.

Al observar fósiles de animales marinos o restos de materiales típicos de fondos marinos, por ejemplo, se puede conocer que en ese momento hubo un mar u océano en aquel lugar. También hechos asombrosos ocurridos en el pasado, como el de este meteorito que provocó la extinción de los dinosaurios.

¿Qué pruebas confirman que lo de Agost se trata de una de las huellas que dejó el meteorito cuando chocó contra la tierra? El estudio del estrato nos da muchas pistas de lo acontecido años antes.

El Límite K/Pg

Solo en tres zonas de España —País Vasco, Caravaca de la Cruz (Murcia) y Agost, en Alicante— se aprecia con claridad una franja roja amarillenta, conocida como Límite K/Pg, compuesta por arcillas con un alto contenido en iridio. Hasta aquí todo sería normal. Sin embargo, el iridio es extremadamente raro encontrarlo en la corteza terrestre, pero no en los meteoritos.

Otros materiales encontrados que corroboran la hipótesis de que el Límite K/Pg es fruto del impacto del cuerpo extraterrestre son las elevadas cantidades de restos de hollín que pudieron proceder de la combustión de materia orgánica debida a los incendios que se provocaron tras la explosión. También los restos de cuarzos deformados que pueden ser indicadores de impactos debido al desplazamiento que sufrió su estructura mineral, producto de las altas presiones como las creadas por una bomba nuclear o un meteorito.

La tremenda colisión del cuerpo extraterrestre en nuestro planeta levantó tanto materiales de la superficie como del mismo meteorito, incluyendo el iridio. Estos se dispersaron por toda la atmósfera formando el Límite K/Pg y creando una capa que impidió la llegada de la mayor parte de los rayos del sol. Esto hizo que empeorasen las condiciones de supervivencia, dado que las plantas no podían hacer la fotosíntesis y el alimento disponible disminuyó considerablemente. Solo las especies más fuertes sobrevivieron.

Y todo esto se ve claramente reflejado en la franja de Agost. El registro fósil de la capa inferior muestra una gran población de pequeños organismos marinos llamados foraminíferos, los cuales nos indican que el mar ocupaba esta zona hace alrededor de 66 millones de años. Por encima de la línea, en la capa superior, la diversidad de foraminíferos cae significativamente y los que sobrevivieron a la extinción masiva, únicamente fueron las especies con una mayor capacidad de adaptación, las cuales podían vivir en entornos más difíciles e inestables, como los que se pudieron haber generado tras el impacto.

La hipótesis de que el Límite K/Pg que se observa en Agost fuese a raíz de uno de los fragmentos del meteorito que chocó contra la tierra en Yucatán (México), hace millones de años, tomó fuerza en 2007 cuando la Unión Internacional de Ciencias Geológicas, en su proyecto Global Geosities, junto con la UNESCO, lo establecieron como lugar de interés geológico internacional. En 2018, la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Comunitat Valenciana estableció la orden para iniciar el procedimiento de declaración de Monumento Natural al Límite K/Pg.

En Alicante podemos viajar en el tiempo, hasta el final de un era y el origen de otra, admirando el Límite K/Pg en la carretera CV-827.

Marta Landete (directora de Top Valencia y autora de Curiosidades de la C. Valenciana)

Todavía No Hay Comentarios

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.