Además de las zonas que estás pensando, hombres y mujeres compartimos dos zonas erógenas del cuerpo que bien estimuladas pueden encender la llama de la pasión. ¿Quieres saber cuáles son?

¿Sabías que dos de las zonas más erógenas de la mujer y el hombre son el cuello y la nuca? Pues sí. Resulta que el cuello y en especial la nuca, en ambos sexos, son lugares muy erógenos, ideales para comenzar con unos “preliminares” muy excitantes. Puedes empezar excitándolos con besos suaves recorriendo la superficie de esta zona tan eléctrica. Continúa desde sus hombros y ve subiendo poco a poco por el cuello hasta llegar a lóbulos de las orejas.

Todos estos juegos preliminares pueden variar de intensidad conforme suban los niveles de excitación entre ambos. Esta es la teoría, en tus manos (en tu boca en esta ocasión) está poner en práctica estos consejos. Dependiendo de la sensualidad con que lo hagas lograrás encender el fuego de la pasión y el deseo. Déjate llevar por tu creatividad amatoria y combina los besos con caricias y palabras susurradas al oído. Todo suma para lograr un resultado muy erótico.

Ahora ya sabes qué hacer para subir la temperatura en este frío invierno…

—Nuestros expertos de Egolalá Valencia te cuentan todos los secretos del erotismo en MZ Magazine.