Trencadís, la fábrica de los sueños

Alicia en el musical de las maravillas» es la nueva apuesta de la productora teatral valenciana. Tras triunfar con obras como «Aladín, un musical genial» o «Pinocho, un musical para soñar» se atreven ahora con el clásico de Lewis Carroll.  La magia del mundo de los sueños, la diversión, el espíritu aventurero o la búsqueda de la libertad son algunos de los ingredientes de lo nuevo de Trencadís.

Jose Tomàs y Josep Mollà son el alma de Trencadís. Ellos son las cabezas pensantes que dan vida a toda la magia que llevan sus producciones. Porque hay algo en todas sus obras, existe un sello Trencadís que se percibe sobre el escenario que las hace únicas. El texto corre a cargo de Josep Mollà mientras que Jose Tomàs se encarga de la dirección y que todo salga a la perfección. Juntos forman un tándem perfecto, un reloj suizo que funciona a las mil maravillas.

Desde que comenzara su andadura en el año 2012 se ha convertido en todo un referente de la escena infantil. Trencadís se encuentra de gira por toda España con varias obras. En València, con «Alicia en el musical de las maravillas», nos abren sus puertas y nos desvelan todos sus secretos. Bienvenidos a la fábrica de los sueños valenciana.

Alicia

«Alicia tiene muchas sorpresas, la función es un canto a divertirse siendo niños, a jugar. Los mensajes de Alicia son muy interesantes, muy chulos. Para ello Mollà se ha adentrado en la historia y ha traducido el universo Carroll. Le ha dado el  toque Trencadís. Los mensajes se han adaptado al lenguaje actual.»

Trencadís nos cuenta Alicia desde un punto de vista muy personal en una función que según confiesan “ha sido el viaje escénico que más nos ha gustado porque en esta ocasión lo importante no era qué contábamos sino cómo lo contábamos.”

“Alicia es una función que toca la fibra, con un mensaje muy bonito” confiesan. “Enseña a los niños a divertirse leyendo o haciendo lo que quieran hacer, pero que al final se diviertan.»

Alicia transmite una magia que se contagia. “Muchos actores han bajado del escenario diciendo «¡Qué bonito que pueda yo decir esto en el escenario!» No pensábamos que Alicia tuviera tanto trasfondo. Le hemos dado la vuelta clarificando, traduciendo un poco, actualizando los tiempos. Los niños entran muy bien en la historia porque la historia no empieza como empieza la Alicia conocida. Comienza con los niños que vienen del colegio,  son niños que quieren jugar. Que deciden jugar y transforman y visten a la propia Alicia sobre el escenario.

De Aladín a Alicia

«Con Aladín empezó todo» afirma Mollà. En 2012 comenzaba la aventura de Trencadís. «Tuvimos una idea pero finalmente no llegó a buen puerto. En ese momento nos dimos cuenta de que aquello no acababa de cuadrar y nos centramos en lo que había hecho Tomàs siempre y por lo que ya era conocido, que era escribir para el público infantil. Entonces empezamos con Aladín y fue un bombazo, una locura con los premios, con los bolos.» explican ambos.

«No te lo crees, algo que pensabas que era una cosa chiquitita y que la harías crecer poco a poco y que luego terminaría siendo grande. Pero no  fue así, fue precisamente al revés, fue grande muy rápido. Aladín nos fue creciendo durante el proceso de creación, lo vimos sobre todo a nivel de producción. Fuimos valientes y en aquel momento decidimos apostar fuerte invirtiendo cada vez un poco más un poco más,  otro banco, buscando más inversiones y viendo el resultado con el tiempo creo que acertamos de lleno. El espectáculo arrancó con todo lo que tiene ahora y se ha convertido un poco en el buque insignia de Trencadís.»

La compañía valenciana es el claro ejemplo de una cosa: triunfar sin abandonar la Comunidad Valenciana es posible.

«Esa es una cosa de la que podemos estar orgullosos» -afirma Tomàs. «Cuando fuimos nuestro primer año a los Premios del Teatro Musical en Madrid con Aladín todos eran madrileños y catalanes, no había nadie de otra población. Llegamos nosotros con Aladín siendo unos desconocidos y nos llevamos 7 premios y aquello fue una locura. Pensamos: ¡Qué barbaridad! ¿Tan bien está esto que hemos hecho? Hicimos mucho ruido porque de repente llevarte los 5 premios BroadwayWorld Spain y 2 Premios del Teatro Musical  donde siempre ganaban las grandes compañías pues eso nos hizo situarnos en el panorama teatral más importante. Pasamos de ser desconocidos a ser conocidísimos por todas las compañías y actores».

Su trabajo ha sido reconocido con numerosos galardones de crítica y público (Premios BroadwayWorld, Premios del Teatro Musical) alzándose con los máximos reconocimientos en su categoría

Este éxito les ha permitido trabajar en los mejores escenarios y con los mejores profesionales.  «Nos dimos cuenta que estábamos haciendo bien las cosas cuando por ejemplo llamas a Javier Gurruchaga que ya lo es todo, con una extensa carrera, alguien que a estas alturas puede tener más que perder que ganar, y más con una obra infantil, y que nos dijera que sí para Merlín, un musical de leyenda fue algo genial. Él conocía nuestra trayectoria, éramos conocidos, contábamos con grandes profesionales del sector como Pascual Peris o Inma Fuentes, mucha gente de bandera todos con muchos premios Max. Y aceptó sin dudarlo. Ver como Gurruchaga se fía de ti, que piensa que está en buenas manos, que confía en ti y que sepa que vas a vestirle bien, que va a cantar canciones que van a ir a su estilo, en este caso que confíe en nosotros fue fantástico.»

El secreto del éxito

Trencadís se mueve como pez en el agua en el teatro infantil, ofreciendo teatro de calidad, tratando al niño como lo que es: un público exigente. Para Tomás y Mollà la clave de trabajar para el público infantil es que «el lenguaje para niños está muy cuidado sin olvidar el mayor. A veces hay un desprecio doble en la profesión al musical y al teatro infantil. Es como decir: vale es peor obra porque como es musical los actores no sabrán actuar y como es para niños será muy simple. Y nosotros hemos demostramos que se puede hacer teatro musical infantil de calidad.»

Una de las claves del éxito de Trancadís según explica Tomàs es que «el público no es tonto.  Yo me siento muy cómodo al hacer teatro infantil y familiar pero es un arma de doble filo porque los niños no son tontos y son súper sinceros: si no le gusta la obra no le gusta y punto. Por eso estamos siempre sobre una cuerda floja. El niño no miente. El público adulto si algo no le gusta trata de justificarlo: no me gusta la obra pero el vestuario no estaba mal. El infantil es sincero.  El niño no es tonto y tenemos que ofrecerle calidad.  Que si sale un rey su traje sea el de un rey. Que toda la obra le impresione y se la crea. Nos encanta escuchar cuando salen del teatro y le ha encantado la obra al público. Es genial porque el niño volverá y se engancha al teatro. Trabajamos para niños pero también para el adulto que quiere durante esa hora y media recuperar al niño que lleva dentro.»

Teatro infantil

Para Tomàs y Mollà el teatro infantil debe ser un lugar en el que aprender valores disfrutando de la magia de la escena.

«El niño no viene al colegio, viene el teatro y el teatro es otra cosa. Nosotros tenemos que meter unos valores y mensajes que son innatos de Trencadís. No vamos a incitar nunca a la guerra sino a que desarrolles la imaginación, que tengas unos poderes pero eso no quita que tengamos una aventura dentro de la historia. Nuestro trabajo no es enseñar nuestro trabajo es hacerles imaginar. Sin embargo en Alicia la historia lleva una enseñanza ya desde el punto de partida cuando por ejemplo el niño lleva la mochila rosa o cuando las chicas dicen de ir a a jugar al fútbol. Hay actitudes adaptadas a los tiempos actuales sin cambiar el lenguaje.»

«En Aladín ya hicimos unos cambios a nivel sexista y en Alicia este tema se nota aún mucho más porque la sociedad ha cambiado y tienes que cambiar y te adaptas a los nuevos tiempos. La niña pide este tipo de lenguaje igualitario. El lenguaje no es malo, no hace falta cambiarlo. El lenguaje no es malo, es la intención con la que lo utilizas.»

Referentes

Aladín, Pinocho, Merlín, Sherlock, Alicia. Muchos son los personajes que han pasado por las tablas de la mano de Trencadís. ¿Cuál es la clave a la hora de iniciar un nuevo proyecto? «Somos teatro comercial y buscamos siempre un título que sea reclamo y buscamos una forma de contarlo. Está claro que la versiones de Disney pesan mucho. El público siempre  recuerda la de Disney.»  Mollà confiesa que «no soy muy de estudiar todas las versiones que existen yo escribo a mi manera y quiero que se note esa originalidad. Partiendo de un mismo referente buscamos otra forma de contar, de inventar personajes, incluso diferentes tramas dentro de la historia del cuento tradicional.»

Cada espectáculo te va robando tiempo y cada vez es más complicado empezar a crear algo nuevo

Por su parte Tomàs sí que se centra en los referentes a la de crear la escenografía. Es el que le da al escenario ese aire tan barroco, con tantos elementos que llenan y aprovechan de manera tan espectacular y efectiva la compañía. «Intento que el público vea en el escenario esa idea preconcebida que tienen en su cabeza como mínimo.»

Ambos coinciden en que la creación de personajes es muy importante y que en ocasiones éstos «te van llevando a escenas que jamás te habrías imaginado porque el personaje te lo pide.»

Tomàs se declara súper friki de los musicales porque ha sido músico, bailarín y actor. Tiene muchos referentes a la hora de crear y dirigir musical. «Nosotros hemos ido mucho a Londres cuando en España no había musicales y ahora menos mal que está de moda en España y la gente paga por verlos,  pero para mí un referente no es musical que se hace en la Gran Vía, para mí un referente es un musical que se hace en Londres o en Nueva York. Yo siempre digo que si tienes que copiar, copia a alguien grande.»

«Yo soy del teatro muy artesanal y es esa mezcla entre lo artesanal y lo tecnológico lo que hace que Trencadís tenga ese rollo que nos diferencia como nos comenta muchas veces el público que ve nuestras obras. Esa mezcla espectacular de las luces, el vestuario, la música, los bailes… todo eso se asemeja a la parte americana del show business.»

Hugo Román

Todavía No Hay Comentarios

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.